EDITORIAL: ¿Cómo evitar el desenlace Griego?

Carlos Camacho Experto en Fiscalidad
Por Carlos Camacho
Presidente de Grupo Camacho

El resultado de las finanzas griegas es un desenlace doloroso pero predecible. Lo importante es entender lo que pasó y a la vez comprender que no estamos exentos de esta situación.
En Grecia, se requería tomar medidas en el ámbito del gasto público y de la recaudación tributaria, aspectos que los gobiernos populistas e irresponsables no quisieron atender. La comunidad internacional-tolerante hasta donde la tolerancia lo permite-, entró en dos planes gigantes de rescate financiero en
su favor, poniendo en riesgo inclusive la estabilidad monetaria de la zona Euro. Después de promesas incumplidas, en una reciente elección, bajo el lema de sí se puede, Grecia toma el camino fácil, votar por un cambio, que la llevó en días atrás a entrar en su primer default financiero de nuestra era cristiana. Si tomamos en cuenta los elementos objetivos y la ingobernabilidad de este país y la ponemos al frente de Costa Rica hoy, nos costará encontrar diferencias de fondo que permitan prever que el desenlace económico de nuestro país sea contrario al de Grecia. A pesar de su reciente declaratoria de default, en el período 2013 al 2014, Grecia venía objetivamente mejorando sus cifras de déficit fiscal, sin embargo no fue suficiente para evitar la hecatombe financiera.
Costa Rica está en un agujero en que los signos vitales de la economía son graves pero las alianzas políticas del Gobierno son aún peores, que con el propósito de generar tolerancia celosa de la comunidad internacional, coquetea con los socios ideológicos de nuestros sindicatos, lo que significa otro símil de nuestro país con Grecia. Las economías estancadas no tienen inflación -por lo que llenarse de orgullo por no tenerla es una ilusión como la de adelgazar después de muerto- hasta el momento en que llega el irremediable mercado y entra en procesos de autocomposición. Los desajustes económicos los arreglamos los agentes económicos en especial los responsables de la política fiscal y monetaria de nuestro país o se componen por la acción de las fuerzas del mercado.

Leave a Reply