Un haz de esperanza para Costa Rica

  • Queda pendiente ahora, la aprobación por parte de los Diputados, ojalá con la mayor cantidad de votos a favor.
  • Nosotros como contribuyentes debemos prepararnos: conocer las implicaciones de la Reforma y conocer cómo reaccionar ante su aplicación y un ambiente económico inestable.
Hoy la Sala Constitucional ha realizado una votación favorable para la aprobación de la Reforma Fiscal. Es claro y evidente que la Reforma Fiscal -en cuanto a forma- presentaba varios cuestionamientos que los técnicos del derecho y los detractores legislativos del proyecto han identificado. Sin embargo, con el mismo énfasis y dimensionamiento de la relación de escoger el menor de los daños probables, conocíamos a ciencia cierta, que la no aprobación por parte de la Sala Constitucional sería, sin lugar a duda, el inicio de un desastre económico.
La Sala Constitucional se ha colocado una medalla a la responsabilidad económica; comprendiendo el Derecho no como una ciencia muerta, si no, como una parte crucial de la sociedad. De esta manera, desde un punto de vista de una escuela práctica del derecho (Escuela Realista del Derecho) el haber hecho caso omiso a los errores de forma en la presentación de la norma es absolutamente válido.

¿Ahora qué sigue?

Con el voto positivo de la Sala, continúa la necesidad de obtener varios votos desde todas las bancadas de la Asamblea Legislativa, bajo el amparo de que exista una responsabilidad país, que, en congruencia de no querer caer en una crisis económica de dimensiones inmensurables, resulte en el valiente acto de aprobar la Reforma Fiscal por parte de los diputados.
Entre más votos positivos logre, sin duda, estará mejor blindada ante futuros ataques, por lo que es menester que todos los diputados entren en conciencia de la necesidad de esta Reforma.
Ahora bien, La Reforma Fiscal es un salvavidas en medio de un mar rodeado por tiburones. Es decir, no es la salvación ni la “pomada canaria”. Es apenas un respiro a las finanzas públicas y un voto de tranquilidad para que los inversionistas vuelvan a intentar activar la economía del país.
La aprobación de la Reforma, lejos de solucionar el tema fiscal en el corto plazo, sirve para que sea nuestra carta de buen comportamiento como país, que nos permita solicitar tasas de interés más accesibles en los préstamos de organismos internacionales como el BID y el Banco Mundial. Estos organismos ya nos habían puesto como requisito la necesidad de tener una reforma fiscal.

¿Qué nos espera a los contribuyentes?

En caso de una aprobación de la reforma fiscal por parte de la Asamblea Legislativa, vendrá a son de tambor su publicación en el Diario Oficial La Gaceta y seis meses después entrará en vigor, con todos los agujeros técnicos actuales y con o sin Reglamento aún cuando este es necesario para la implementación de la nueva normativa en IVA, Renta, Gasto Público y Regla Fiscal.
Así pues, ahora sí, ayer fue tarde para estar totalmente preparados en dos vías.
  • Conocer cuáles son todas las implicaciones que tiene la Reforma Fiscal en mi empresa y en mi persona como contribuyente; y
  • Cómo puedo reaccionar ante la misma, para que el impacto fiscal no me vaya a ahogar junto con el impacto económico que, como dijimos, seguirá a pesar de la Reforma Fiscal.
Por ello desde Grupo Camacho Internacional ofrecemos servicios que le permitan afrontar el panorama con mayor tranquilidad.
Nuestro servicio “Análisis de Reforma Fiscal” dimensiona las implicaciones de la norma en una aplicación directa a sus empresas y grupos económicos. Permite prepararse para evitar grandes perjuicios fiscales a razón de descuidos.
El servicio “Gestión de Crisis” le apoya para que sus empresas puedan salir adelante y fortalecerse ante una realidad tributaria cambiante y una situación económica inestable; tornando posibles amenazas en ventajas competitivas.

Contáctenos para que conversemos sobre cuál servicio es conveniente para sus negocios.

Leave a Reply